El sutil perfume de las flores se percibía en la capilla donde el altar ya estaba preparado para iniciar nuestro servicio especial de Pascua, durante el cual proclamamos a viva voz, en más de una ocasión, que “Cristo ha resucitado” y lo hizo de verdad.

“No necesitamos gente devota, necesitamos cristianos llenos de fe en el Cristo resucitado”, promulgó el pastor James Tino en alusión a quienes creen en Dios, pero sucumben a la tentación y “lo convierten en un asunto privado”.

domingo-resurreción-misión-providencia-1

Al compartir nuestra fe demostramos el amor que sentimos por los otros; es “la oportunidad de presentarle a alguien a Jesús”, recalcó Tino en el mensaje que pronunció este Domingo de Resurrección, en el que celebramos que Jesucristo vive realmente y se encuentra entre nosotros.

Los cantos que formaron parte de la liturgia del día nos invitaron a olvidar el cuerpo en el sepulcro, porque el Todopoderoso venció a la muerte y por eso obtuvimos la salvación. Así lo declaramos al entonar himnos como El Señor Resucitó, Celebrad a Cristo, Aleluya, Mi Reino y Él vive cantos que fueron seleccionados por Liisa Tino, quien desde el piano nos guio en la música.

Después del rito de Gloria continuamos con el festejo por un año más de vida para nuestra querida Belkis Fajardo, miembro de esta congregación que recientemente estuvo de cumpleaños.

domingo-resurreción-misión-providencia-3

La reunión nos alentó a seguir dando gracias al Altísimo por concedernos la redención mediante su Unigénito como fiel cumplimiento de sus promesas.