“¿Prometes vivir siempre en esta fe?”, “sí, con la ayuda de Dios”, respondieron Soldany Muñoz y Carolina Candido al pastor James Tino, quien dirigió el servicio especial en el que estas hermanas se confirmaron como integrantes de la Iglesia Luterana.

Es la segunda vez que en Misión Providencia tenemos la oportunidad de celebrar la incorporación oficial de nuevos miembros, pues en octubre de 2017 le dimos la bienvenida a nuestros primeros confirmados.

Antes de la ceremonia de confirmación, Carolina recibió las aguas del bautismo: “Cuando uno es bautizado es inserto en la familia de Dios”, pronunció nuestro líder que además recordó que en los años de su ministerio pocas veces ha podido bautizar y confirmar a la misma persona. A Soldany igualmente le impartió el primer sacramento, cuando ella era muy niña y aún vivía en su Venezuela natal.

nuevas-confirmadas-mision-providencia-1

Durante el mensaje del día repasamos los tipos de pecado: “La mayoría de la gente cree que los pecados son solo las cosas grandes, como un asesino”, reiteró el pastor, pero “¿qué hay del enojo que antecede al asesinato?”, añadió para hacernos reflexionar en las emociones que a veces nos invaden y con las cuales ofendemos a Dios. Por tanto, somos pecadores porque es parte de nuestra condición humana.

La buena noticia de la predicación fue rememorar que Jesús vino para acortar la brecha existente entre Dios y nosotros, debido a que alcanzamos la salvación gracias a que Jesucristo murió en la cruz y resucitó para darnos la vida eterna. Por el bautismo nos acercamos a Cristo, según Romanos 6:5: “Si nos hemos unido a Cristo en su muerte, así también nos uniremos a él en su resurrección”.

Mientras participamos en la Santa Cena escuchamos a Liisa Tino entonar el himno Kyrie Eleison. Las nuevas integrantes de nuestra comunidad cristiana se acercaron a la mesa del Señor para recibir Su cuerpo y Su sangre, y de esta manera iniciar la tarea de glorificar el nombre del Padre eterno en todas las circunstancias.

Después del culto festejamos la bendición de ver los frutos de la obra con un sancocho venezolano, que es una sopa similar a una cazuela chilena.

nuevas-confirmadas-mision-providencia-3